Lies Of Astaroth

Lies Of Astaroth

Lucha de cartas para principiantes y perezosos

Lies of Astaroth toma la popular fórmula de batallas de cartas y le añade el encanto del anime. Por desgracia, aunque aporte una saludable dosis de estilo, simplifica hasta el extremo la mecánica de las colecciones de cartas. Ver descripción completa

PROS

  • Estilo artístico cohesionado
  • Bueno para principiantes
  • Destacables elementos de gestión

CONTRAS

  • Demasiado recortado
  • Pagar para ganar
  • Los elementos de anime echarán atrás a algunos

Útil
6

Lies of Astaroth toma la popular fórmula de batallas de cartas y le añade el encanto del anime. Por desgracia, aunque aporte una saludable dosis de estilo, simplifica hasta el extremo la mecánica de las colecciones de cartas.

Castillo de naipes

Como en los juegos de cartas coleccionables, la premisa de Lies of Astaroth’s de enfrentarte a lobos, piratas y monstruos con unas cuantas cartas que te servirán para defenderte parece una locura. Por suerte, tu baraja está armada.

Con la habilidad de invocar a criaturas como por arte de magia para la batalla, cada carta cuenta con sus poderes y habilidades a la hora de jugar. Tener más cartas te permite crear manos que se complementen, usando las características de cada una en tu favor.

Si bien esto les sonará familiar a los aficionados a este género, la forma de combate es ciertamente más sorprendente, ya que automatiza tanto la acción que resulta casi redundante. Se sacan cartas de la baraja de una en una. Como siempre tienes una carta en la mano, nunca hay razón para no jugarla y, al hacerlo, se ajusta siempre al espacio disponible. En ese momento, se ataca al otro jugador, haciéndole daño si no se encuentra protección o reduciendo el poder de las defensas.

Ello, combinado con que tus cartas y habilidades se activan automáticamente, hizo que sintiera innecesario mi aporte en las batallas.

A repartir

Lies of Astaroth es claramente consciente de su simpleza. En lugar de obligarte a prestar atención sobre dónde poner cada personaje en el terreno (que es una opción posible), incluye un botón automático para ello. Pulsa y el resto de la lucha se desarrollará sin que tengas que hacer nada más.

El foco del juego pasa a estar pues en acumular y seleccionar las mejores cartas y hechizos para tu baraja. Gracias a la interfaz táctil, hacerlo es sencillo, basta con pulsar unas cuantas veces para añadir o quitar cartas.

Con un número de espacios para cartas y puntos de recurso disponibles, una buena selección puede influir en los resultados. Seleccionar un Hada Florida, por ejemplo, ocupa uno de los espacios disponibles y cuesta tres puntos. Es un coste alto para su bajo poder de ataque y estadísticas de salud; sin embargo, su capacidad de curar a los miembros más dañados de tu equipo puede ser enormemente beneficioso. Más adelante, ese mismo rol y espacio puede cubrirse mejor con Saint Hindin, de un coste más alto.

Se trata de un sistema satisfactorio, especialmente cuando consigues una baraja poderosa, pero nunca te puedes quitar la impresión de que podrías ir mejor si comprases más cartas.

¡Pareja!

Hay poca cosa impresionante en la presentación de Lies of Astaroth’s. Sin necesidad de animaciones espectaculares, el arte se concentra en el diseño en 2D de las cartas. Cada una de las cartas está bien diseñada y, juntas, forman un buen conjunto, con los distintos tipos de carta combinando bien.

La música de fondo, que suena constantemente, empieza siendo agradable pero si te mantienes durante un rato en la misma pantalla se acaba convirtiendo rápidamente en insulsa. Ello, combinado con los repetitivos sonidos de ataque hace que no pierdas nada si desconectas del todo el sonido.

Apostándolo todo

Puedes decidir cómo ver a Lies of Astaroth. Por un lado, es un juego de batalla de cartas muy simple y sin la complejidad de juegos como Heathstone o la interacción por momentos de WWE Supercard. Por otro lado, se trata de un razonable juego de gestión de equipos que te mantendrá siempre pendiente de invertir o no en nuevos miembros para tu equipo después de perder batallas.

Lies of Astaroth dista de ser perfecto (de hecho, no pienso volver a jugarlo). Pero si buscas un juego de batallas de cartas poco enredado y con vestidos anime, sí vale la pena probarlo.

Lies Of Astaroth

Descargar

Lies Of Astaroth